Receta costillar de cabrito lechal al horno, receta costillar cordero lechal al hornoRecetas de cabrito lechal

Receta costillar de cabrito lechal al horno

Los costillares del cabrito lechal, un parte supér sabrosa del cabrito, una receta que te encantará

INGREDIENTES.

Receta costillar de cabrito lechal al horno, receta costillar cordero lechal al horno

Preparación.

Vamos a hacer un costillar de cabrito lechal al horno.

Primeramente los vamos a adobar un par de horas antes, para que queden mucho mejor.

Espolvoree la carne con sal y tomillo, y, en un mortero ponga unos granos de pimienta negra, romero y mostaza. Bastará con una cucharada de pequeña, de las del café.

Deslíar con aceite y batirlo hasta tener una especie de pasta con la que huntaremos los costillares. Los dejamos reposar un par de horas.

Ponga el horno a precalentar a 180º.

Como lo que más tiempo nos va a llevar será la guarnición de este plato, coja unas patatas de mediano tamaño, hágales unos agujeros con un punzón, envuélvalas en papel de aluminio y póngalas en la parte inferior del horno.

Vamos con los costillares que teníamos en adobo esas dos horas. Colóquelos en una fuente de barro. Ahora, coja una cabeza de ajos entera, sin pelar, córtela con un buen cuchillo en dos mitades. Es muy posible que la mitad superior de la cabeza, donde está el rabo, se les deshaga, no se preocupen, cojan otra cabeza y hagan exactamente lo mismo. Los medios dientes que nos han quedado sueltos ya los aprovecharemos para otro plato. Bueno, pues coloquen las dos medias cabezas con el corte hacia arriba en medio de los costillares. Pongan también dos o tres tomates maduros partidos por la mitad y también con el corte hacia arriba.

Y ahora viertan en el fondo de la fuente una mezcla de vino blanco y agua a partes iguales.

Un vaso, más o menos y al horno, a media altura. Ahora vamos con los tiempos. Vamos a tener el asado en el horno un total de 40 minutos, distribuidos de la siguiente manera.

A los 15 minutos de haber iniciado el asado, de la vuelta a los costillares y téngalos otros 15 minutos.

Añada más mezcla de agua y vino si ve que se queda sin jugo. Ahora suba el fuego a tope y ponga la fuente en la parte superior del horno. Controle las patatas, pinchándolas.

Bién, a los cinco minutos, saque la fuente, de la vuelta otra vez a los costillares.

Observará que las medias cabezas de ajo estarán negras por el corte. Hay que darles la vuelta, y ponga la parte negra en contacto con el jugo. Esto oscurecerá la salsa. Otros cinco minutos y listo, apague el horno.

Cuando las patatas estén hechas, quíteles el papel de aluminio, con cuidado de no quemarse y pártalas por la mitad de forma longitudinal.

En cada fuente coloque un costillar boca arriba. Sobre una sartén, pase por el chino los tomates y las cabezas de ajo, que suelten bien su jugo. Añadan el resto del jugo de la fuente del horno y denle un hervor.

Bien, coloquen en los extremos de las fuentes las patatas asadas y rieguen el costillar con la salsa que tenemos en la sartén.

Y ahora ha disfrutar de el costillar de cabrito lechal asado!! Buen apetito!!

   

Añadir un comentario